• 16 de enero
    La mañana me regaló esta sorpresa. Le he quitado de encima las hojas de la palmera que le daban demasiada sombra, y ahora brilla hacia el sol, libre, plena, completa.
    Leer Más
  • 15 de enero
    La ciudad en llamas, aturdida por el calor y los reproches. El ala del avión antes de zambullirse en la noche. La primera tarde en Imbassaí, irreal, mágica. Así han sido estos días, de mudanza, para llegar hacia donde anhelaba tanto mi corazón. Hoy escribo con la piel empapada de mar. Me abracé a sus olas como si ya no existiera nada más.
    Leer Más
  • 11 de enero
    Casi cuarenta grados de calor, algún que otro corte de luz y mucha pereza. Difícil, además, estar cerca de la computadora, que también arde como si también acusara recibo del clima. Por eso busco una foto tomada a fines de noviembre cuando el cielo jugó a convertirse un poco en mar o en playa. Dejo asentado el breve registro de este día: la
    Leer Más
  • 10 de enero
    “Por el aire toda la vida y todos los movimientos son posibles”                                   Gaston Bachelard (en El aire y los sueños)    Más temprano, un ligero movimiento , imperceptible pero tan espectacular, alzó mis ojos hacia el cielo. Allí, por sobre los edificios, desafiando toda posibilidad danzaba una nube. Era casi como
    Leer Más
  • 9 de enero
    Hoy, hace 113 años, nacía  Simone de Beauvoir, París. —Tal el privilegio de la literatura —dije—. Las imágenes se deforman, empalidecen. Las palabras, uno se las lleva consigo. (La edad de la discreción*)   *Simone de Beauvoir, La mujer rota, Ed. DEBOLSILLO, Buenos Aires, 2009, pág.65
    Leer Más
  • 8 de enero
    De ciruela una flor Hasta de una flor la tibieza. Hattori Ransetsu*   *Poeta japonés ((1654 – 1707) Samurái en la dinastía Edo, y más tarde, discípulo de Bashō. Un autor bastante desatendido en español. Escribió un diario sobre los alrededor de 1705 viajes que realizó por el sur de Japón.En ellos describió por ejemplo a las «serpientes
    Leer Más
  • 7 de enero
    Me sorprendió la noche apenas iluminada por la línea blanca en el horizonte. Se cumple la primera semana del año y el mundo sigue andando. Busco entre mis papeles y encuentro: Atravieso los ritos, la cotidianeidad, como un fantasma. Escucho el viento que golpea en la ventana hasta que, de pronto, también llega el silencio. El sol brilla con
    Leer Más
  • 6 de enero
    Ayer iba a escribir, pero solo alcancé a tomar la foto. No pude hacer otra cosa, vencida por el estado de ánimo de un contexto en el que debemos cuidarnos porque pronto viajamos a Brasil, porque surgen complicaciones, porque… el preocuparse es una pésima ocupación que no deja espacio para más nada. Pero hoy la imagen devela otro
    Leer Más
  • 5 de enero
    La extraño. Pronto volveré a ser testigo de toda su gran belleza. Hoy retrato su permanencia en mi cielo de ciudad, su asomarse clara en la tarde luminosa. La extraño tanto como extraño al mar. Pronto me encontraré de rodillas admirándola, prometiéndole secretos, murmurándole melodías. Pronto. La extraño tanto como se añora ese otro idioma, y
    Leer Más
  • 4 de enero
    Hoy la ciudad calla con nostalgia de playa. El cielo se ha cubierto de un polvillo beige y el sol, los ojos irritados, ha casi desaparecido. Una ráfaga, furiosa y cálida, sacude en un baile imposible los papeles de mi mesa. Se escucha el silencio, como si todo hubiera desaparecido más allá de la ventana. Pero no hay tormenta ni murmullo de
    Leer Más
María Claudia Otsubo