• de mi próximo libro «Diminuto verde»
           de  Diminuto verde en proceso de publicación   Vivir tiene esas cosas: de vez en cuando uno se queda en cero…               Clarice Lispector     Hay días algunos días que te despiertas conmigo, caballero de la noche. Aferrado a mi pecho percibo el repique de tu voz tambor tronando en mi corazón.  
    Leer Más
  • Se lo pregunta a veces, cuando la tarde se muere simplemente en un abrazo o en un beso fugaz. Y el goce está ahí tan al alcance de la mano.
    Leer Más
  • Antieros
    En el desorden de los olores se abren tus pechos mientras, más allá, ecos de roces y sábanas extendidas duermen a resguardo en los cuartos oscuros. Por tu vientre desnudo sobrevuelan los sentidos pimiento dulce azafrán enrojecido, una cadencia de salvia para comenzar o terminar sin urgencias solo por eso por el puro deseo.   (En Respiración
    Leer Más
  • Desde la pérdida y Aira
    Después de agradecer, copa en alto, con la emoción del encuentro con la familia y amigos y, a la vez, con la tranquilidad refugiada en el orden y en los planes que de algún modo van organizando la vida, tomé el vuelo a Viña. Tres días por delante a «puro placer», como ella  había escrito acompañando el saludo de cumpleaños. Un viaje, la cita
    Leer Más
  • EL TÚNEL
    Con ojos miopes y anhelantes, mastiqué el polvo de mis pies. El cuerpo fatigado desde hace tanto tiempo Seguir avanzando, infinito túnel oscuridad completa. Buscar, intentar saber si es cierto, que no somos más que sombras en el crepúsculo de la noche.
    Leer Más