15 de febrero

Temprano, ir tras las palabras y hacia el mar.

Silencio, para escuchar el murmullo de sus versos, hasta que ellos queden prendados, como las caracolas a las piedras, entre mis dedos.

Las palabras y el mar se despliegan cada día inmensos frente a mi pequeñez.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 5 =